Chocolate Ángel food cake


Ozú, qué pereza me da el verano! por mí estaría todo el tiempo en la piscina y de terracitas pero como no es así pues de cabeza a la cocina a invertir el tiempo en cosas productivas :)

Primero fue el Ángel food cake y ahora le ha tocado el turno al Chocolate Ángel food cake.

No tengo claro si habrá otras versiones de éste bizcocho pero desde luego el molde raro que tanto trabajo que costó encontrar está más que amortizado.

Os recomiendo 100% que lo hagais, ya no sólo porque su textura es como si te estuvieras comiendo una nube sino también porque dentro de que es un bizcocho no aporta colesterol puesto que sólo se utilizan las claras del huevo.
Yo para éste pastel siempre utilizo el bote de claras pasteurizadas del mercadona ;)

Como en la anterior ocasión la mezcla de los ingredientes la hago en la thermomix, aún no he aprendido a montar claras a mano, y luego en un bol aparte voy añadiendo el harina.

La única diferencia con el Ángel es que parte de la harina se sustituye por colacao, cacao en polvo o lo que tengais más a mano.

Si hay algún celíaco en la sala, que sepa que puede sustituir la harina de trigo por una mezcla de harina de arroz y maiz (45gr. de arroz y 25gr. de maizena)

Os aconsejo seguir paso a paso las Recomendaciones de Bea y os garantizo que conseguireis un bizcocho con textura de nube en vuestras bocas.

Es muy rápido de hacer y sólo hay que estar pendiente de los tiempos de horneado y reposo para que salga perfecto.

Ingredientes:

Ingredientes: Para un molde de 18 cm. (conversiones hechas por Bea)
9 claras de huevo (ideal el bote de claras pasteurizadas que venden en Mercadona);
70 gr. de harina tamizada;
30gr. de colacao
200 gr. azúcar;
1/4 cucharadita de sal;
1 cucharadita de cremor tártaro;
2 cucharaditas de extracto de vainilla;
2 cucharaditas extracto de almendras; (prefiero no echarlo porque no me gusta nada el sabor que deja)

Preparación en Thermomix:

Precalentar el horno a 180º.

1. Batir las claras con el cremor tártaro y la sal a velocidad 1 durante 1 minuto (comprobar que el cremor se ha disuelto completamente)

2. Subir a velocidad 3 1/2 durante 3 minutos;

3. Sin dejar de batir, bajar a velocidad 2 e ir ircorporando el azúcar cucharada a cucharada (Bea recomienda 2 cucharadas cada 15 segundos) yo las echo sin prisa pero sin pausa y no he notado diferencias.

4. Una vez que las claras están firmes, incorporar el extracto de vainilla y batir a velocidad 3 durante 1 minuto.
En éste punto yo saco las claras a un bol o ensaladera grande porque se me salen por el bocal de la thermomix y lo sigo trabajando a mano.

5. Añadimos la harina tamizada mezclada ya con el colacao poco a poco y vamos incorporando a las claras hasta que hayamos terminado de echar toda la harina.

La mezcla ha de quedar con un aspecto suave y esponjoso.

6. Verter en el molde y hornear durante 40 minutos.

Para saber si está hecho el bizcocho se pincha con un palillo y se mira si sale seco, si es así el bizcocho estará listo. Si sale húmedo ponemos 5 minutos más pero nunca más de 50 minutos.


Retiramos el molde del horno, damos la vuelta y dejamos enfriar 1 hora (yo pongo el cronómetro)


Para desmoldar el bizcocho pasamos un cuchillo por los lados y por el borde del tubo para que se despegue bien el bizcocho y dejamos enfriar al menos 45 minutos sobre una rejilla hasta que esté frío por completo.


Éste bizcocho se puede hacer sin problemas en un molde normal con agujero en medio, tal y como se explica en Con las manos en la masa
Publicar un comentario en la entrada