Quiché al orégano





Whole Kitchen en su propuesta salada para el mes de marzo nos invita a preparar un clásico de la gastronomía francesa, QUICHÉ
_____________________________________________________________

Y ya estamos a viernes y los días pasan volando sin que a veces nos demos cuenta!!!

Me ha encantado la receta propuesta éste mes por el círculo, hacerla y sobre todo comerla, estaba DIVINA DE LA MUERTE!!!!!!

En ésta ocasión, en el círculo nos ponen obligatorio hacer la masa de la quiché casera (masa quebrada), nada de comprarla hecha pero para mí no es una obligación porque me encanta hacerla y además está bien buena.

La receta de la masa que he elegido me ha gustado mucho porque la se manejaba bastante bien y además se ha despegado muy bien de las paredes del molde elegido.
La receta "base" del relleno y cobertura la he sacado del libro que me regaló Macus, de "como nubes a mi te", mi amiga invisible gastronómica, no dejeis de visitar su blog ;) El libro en cuestión es "Bocados para fiestas" un libro muy interesante del que ya he hecho varias recetas.
El molde que he utilizado es de cerámica de Emilie Henry y creo que también ha influido para que la masa quedara tan bien.

A por la receta!!!

Ingredientes para la masa quebrada:
250gr. de harina;
sal;
125gr. de mantequilla fría y cortada en dados;
1 huevo

Ingredientes para el relleno:

50ml. de aceite de oliva;
1 cebolla picada;
150gr. de fiambre de pavo en bruinoise (cuadraditos);
3 tomates medianos pelados y cortados en bruinoise;
1 cucharada de orégano;

Ingredientes para la cobertura:

4 huevos;
200ml de leche (realmente se hace con nata pero quise aligerar calorías);
2 quesitos;
3 cucharadas de queso parmesano rallado;
1 cucharada colmada de orégano;

Aceite para untar el molde

Preparación:

1. Echamos todos los ingredientes en el vaso de la thermomix y amasamos 1 minuto en velocidad espiga;
2. Volcamos la masa sobre un papel de hornear o film transparente y tapamos con otro. Alisamos con el rodillo hasta que nos quede una masa bien fina y que cubra la totalidad del molde que vayamos a utilizar
3. Pincelamos el molde con aceite y espolvoreamos un poco de harina
4. Colocamo la masa y la pinchamos un tenedor.  Colocamos peso encima para que se formen pompas de aire. Yo he puesto unas canicas.
4. Horneamos 20 minutos a 200º en horno precalentado.


Mientras se hornea la masa vamos preparando el relleno y la cobertura. Yo la he hecho simultáneamente: el relleno en la sartén y la cobertura en la thermomix.

1. Doramos la cebolla con aceite, a fuego lento y vamos removiendo de vez en cuando.
2. Mientras tanto vamos pelando los tomates. Retiramos las semillas y el corazón (no tirar*). Cortamos en bruinoise y reservamos.
3. Cortamos el pavo también en bruinoise.
4. Añadimos el tomate, el pavo y el orégano a la cebolla, salpimentamos y rehogamos.

Mientras tanto preparamos la cobertura.

1. Echamos en el vaso de la thermomix los huevos, la leche, los quesitos y el queso rallado y batimos 30 segundos a velocidad 3. Salpimentamos.
2. Añadimos el orégano y programamos 5 segundos, velocidad 3.

Para montar la quiché, repartimos la mezcla del relleno sobre la masa que previamente hemos horneado y echamos sobre el relleno la cobertura.

Horneamos 20 minutos más en horno precalentado a 200º.

A mí me gusta más comerla de un día para otro y se puede comer tanto fría como caliente.

* Con la parte del tomate que hemos retirado podemos preparar un apetitoso aperitivo poniéndolo en unas cucharillas de degustación con un poco de sal, unas gotas de aceite y crema de vinagre balsámico. ¿os apetece?


Publicar un comentario en la entrada