Calabacines rellenos. Versión ligera


A veces pienso que es un asco tener que estar siempre a dieta pero ya me he hecho a la idea que es una forma de alimentación con lo que siempre intento hacerlo más divertido :D

Seamos francos, a mí me gusta comer, jejeje, y no cualquier cosa, me gusta comer bien ;D

Tenía ganas de hacer unos calabacines rellenos, que los había visto por ahí en un montón de blogs pero un día por otro al final no me decidía porque no tenía claro que un calabacín relleno sin bechamel fuera un calabacín relleno "al completo".

En realidad la bechamel le hubiera dado un punto exquisito al calabacín pero como estamos siempre de lucha con la báscula... pues me he tenido que conformar con una cama de salsa de tomate frito casero también poco calórico.

El resultado riquísimo pero si tu cuerpo se lo puede permitir hacedlo con la bechamel porque estoy segura de que estará mucho más rico.

La receta del relleno del calabacín la he tomado del volúmen I de "Cuesta menos con thermomix"

Ingredientes:
3 calabacines medianos;
130gr. de zanahorias;
13gr. de cebolla;
2 dientes de ajo;
100gr. de champiñón;
1 pimiento verde pequeño;
50gr. de aceite de oliva;
150gr. de tomate triturado;
300gr. de carne picada de ternera;
1 hoja de laurel;
1 cucharada de orégano;
sal y pimienta al gusto

Para acompañar: Tomate frito

Preparación:
1. Sin pelar los calabacines los cortamos por la mitad a lo largo y retiramos el interior (dejamos como medio centímetro de carne de calabacín). Los ponemos en una cacerola cubriéndolos con el agua con sal y hervimos unos 10 minutos.
2. Ponemos en el vaso la zanahoria, la cebolla, el ajo, el champiñón y el pimiento. Programamos 3 segundos, velocidad 5. Con la espátula, bajamos los restos de la verdura de la tapa y del interior del vaso hacia las cuchillas.
3. Añadimos el aceite y el tomate y volvemos a programar 8 minutos, temperatura varoma, velocidad 1.
4. Incorporamos la carne picada y los condimentos y programamos 20 minutos, temperatura varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara.
5. Colocamos los calabacines en una fuente refractaria con la piel hacia abajo y los rellenamos con la carne. Espolvoreamos el queso y los metemos al horno precalentado 10 minutos a 200º
6. Los servimos sobre una cama de tomate frito
Publicar un comentario en la entrada