Galletas de almendra y mermelada de zarzamora


Para comenzar la semana hemos preparado unas galletas diferentes.

Normalmente preparamos las galletas blanco y negro o la típica de mantequilla pero ésta vez tenía ganas de improvisar y eché mano de un libro al que le tengo mucho aprecio que me los trajeron los reyes hace ya unos cuántos años. Se trata del libro "Con las manos en la masa... 100 galletas" de la editorial Parragon.

No son las mejores galletas que he probado y es que creo que no hallaré unas galletas mejores que las blanco y negro..., pero de vez en cuando está bien probar nuevos sabores.

El sabor que deja el extracto de almendra es que no termina de gustarme y prescindiré de él las siguientes ocasiones en las que prepare éstas galletas.

 La receta original lleva también 50gr. de fruta escarchada pero yo he prescindido de usarla.

Ingredientes:

225gr. de mantequilla a temperatura ambiente;
140gr. de azúcar;
1 yema de huevo ligeramente batida;
2 cucharaditas de extracto de almendra; (lo suprimiré a la próxima vez);
280gr. de harina;
55gr. de almendras tostadas y troceadas;
4 cucharadas de mermelada de zarzamoras
una pizca de sal

Preparación:

1. Precalentamos el horno a 180º. 
2. Ponemos la mantequilla y en azúcar en el vaso de la thermomix y programamos 3 minutos a velocidad 3 y medio.
3. Ponemos la thermomix a velocidad 3 sin tiempo e incorporamos la yema y el extracto de almendra hasta que esté bien mezclado.
4. Añadimos la harina, las almendras y la pizca de sal y amasamos en velocidad espiga. 3 minutos.
5. Vamos tomando porciones de la mezcla y formamos bolitas que vamos colocando en la bandeja del horno previamente forrada con papel de hornear (yo uso las de ikea y no necesito poner el papel de hornear). Las colocamos bien separadas unas de otras porque la masa tiende a expandirse.
6. Con algo redondo, en mi caso con la parte de atrás de un cuhillo de plástico de ikea, humedecido, hacemos un hueco en el centro de cada galleta y lo vamos rellenando con la mermelada.
7. Horneamos las galletas unos 15 minutos, hasta que queden doradas. Dejamos que se enfríen en la bandeja y las pasamos a la rejilla hasta que estén totalmente frías.
Publicar un comentario en la entrada