Plato cortesía de CUPA

Ya llego a medio gas por éstas fechas y necesito un descanso de verdad: laboral y del blog.

Antes de irme quería aprovechar a enseñaros ésta mermelada tan rica que preparé a principios de la temporada de fruta de verano.

Es genial aprovechar las temporadas de los alimentos: son más baratos y además tienen mucho más sabor. Como están muy bien de precio aprovecho para comprar más cantidades y preparar conservas y mermeladas, como ésta.

No había mezclado nunca los albaricoques con las cerezas y ha sido un acierto 😀 y es por eso que la publico en el blog 😉

Los ingredientes los de siempre, fruta y azúcar tanto por tanto, es decir, misma cantidad de azúcar que de fruta.

En la entrada de la mermelada de fresas que tengo publicada en el blog, os enseñaba las cosas que había aprendido en un taller de dulces que hice en Valencia.

Escribía esto:

“Yo siempre he
hecho la mermelada con menos azúcar del que pone en la receta, por eso de
reducir las calorías de la misma. CRACK. Craso error. Parece ser que da igual la
cantidad de azúcar que eches puesto que la mermelada, cuando está lista siempre
tendrá la misma proporción de fruta que de azúcar.



Lo que conseguimos
poniendo menos azúcar es que la fruta tenga que estar más tiempo expuesta a
temperaturas altas y de ésta forma pierda sabor. Lo ideal de las mermeladas es
tenerlas poco tiempo al fuego.


Al igual que para
que un bizcocho suba más utilizamos la química, usando impulsores (levaduras,
gaseosas, bicarbonato sódico, cremor tártaro…) en las mermeladas podemos usar
espesantes para reducir la cantidad de azúcar. Yo me acabo de comprar en la
farmacia “PECTINA”.


Por lo pronto aún
no he probado con la pectina pero lo que sí que he probado es a hacer la
mermelada con la misma cantidad de azúcar que de fruta y el resultado es que me
ha salido más cantidad de mermelada (1/2 bote más) como fruto de tener que tener
la fruta menos tiempo evaporando.”
 
Deciros que ya sí que probé la pectina pero no la uso mucho. Suelo echar la misma cantidad de fruta que de azúcar y lo que hago es que en vez de echarme una cucharada en la tostada me echo media y se acabó el problema del aporte calórico de más 😉
 
También en esa misma entrada, mi amiga  Carmela dejaba el siguiente comentario “Para la pectina, que yo aún no la he utilizado, te cuento,
hace el mismo efecto poner en una bolsita de gasa para cocinar pepitas de limón.
Fíjate que el año pasado la de fresa me pasé con las pepitas y parecía gelatina
jeje”.
La mermelada la he acompañado con una tabla de quesos y el plato de pizarra sobre los que he colocado los quesos es cortesía de http://www.cupastore.com/ y los platos en concreto los podéis ver en http://www.cupastore.com/otros-articulos/platos-pizarra.html/
 
Y sin más os cuento cómo la he preparado
 
Ingredientes:
300gr. de albaricoques limpios y sin hueso;
300gr. de cerezas limpias y sin hueso;
600gr. de
azúcar;
el zumo de un
limón
Preparación:
1. Echamos la fruta en el vaso de la thermomix y trituramos
30 segundos a velocidad 8. Dependiendo de si nos gusta encontrarnos con trozos
de fruta o no, la batiremos más o menos.
2. Echamos el resto de los ingredientes y
programamos 25 minutos, velocidad 1, temperatura varoma.
¡Ojo!, no olvidar que la mermelada coge cuerpo
al enfriarse. Se puede hacer una prueba de “consistencia” poniendo un poco de
mermelada sobre un plato frío.
 
 
Felices vacaciones! volveré a publicar a la vuelta, ya para Septiembre pero os sigo visitando a diario. Besos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest