La tenía en pendientes desde hacía… ¿dos años? pues seguramente sí o casi los rozaba y aún no la había preparado y tuvo que venir mi hermano el pequeño a pedirme que le hiciera una tarta de queso para por fín hacerla.
No sé si os pasa a vosotros pero a veces es difícil cocinar cosas dulces para publicar, sobre todo tipo tartas y pasteles, cuando no se tiene un evento de por medio porque… a ver quien se come luego lo que hacemos 🙁 y cuando empecé con el blog era estupendo porque llegaba con la tarta o pastel de turno y todo el mundo encantado porque llevaras algo dulce pero de pronto todo el mundo se pone a dieta y ya te cuesta “colocar” el dulce…
En resúmen, que más feliz que una perdiz de esas que se comen en los cuentos cuando acaban bien, me dispuse a hacer la tarta que me había pedido mi hermano y elegí una receta de Nika, una amiga de uno de los foros de los múltiples en los que participo.
Ella es de Bilbao y me hizo mucha gracia cuando nos puso la receta porque decía que el número de comensales dependía si eras de Bilbao o no y es que en Bilbao tienen fama de ser un poco… ¿exagerados?
En la receta de Nika la receta va con una base de galletas (que yo no he preparado) y con una mermelada de fresa sin grumos por encima (yo le acompañé la tarta con un bote de mermelada casera aparte para que la consumiera al gusto).
Ingredientes: Según Nika “para unas 8 o 12 raciones (8 si sois de Bilbao)”
1 tarrina de queso de untar;
1 tarrina de queso Mascarpone;
200 ml nata liquida cocinar;
90 grs azucar avainillado;

3 huevos;

2 cucharadas de maizena;
Rayadura de limon
Preparación: (más fácil imposible)
1. Echamos todos los ingredientes en la thermomix y mezclamos 1 minuto a velocidad 5.
2. Quedará una mezcla líquida, no tipo masa. La vertemos sobre un molde desmontable y horneamos 50 minutos en horno previamente precalentado a 180º.
Nika tapa la parte de arriba con papel de aluminio para que no se tueste, a mí me gusta más que coja color ;D
3. Comprobamos que está cuajada metiendo un palillo y ya sabes, si sale limpio es que está lista!
4. Dejamos enfriar y desmoldamos.
5. Degustamos al gusto, con mermelada o no.

Pues eso es todo! ya teneis una versión diferente de tartas de queso bien rica ;D

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest