miércoles, 1 de abril de 2015

Pestiños tradicionales con miel y sésamo


Madre mía, madre mía, por qué todos los dulces tradicionales son tan calóricos y tan poco saludables!!!  jajaja, qué cruz!!!

Es difícil intentar llevar una vida saludable con éstos bocados a diestro y siniestro invitándote a pecar con lo que habrá que compensar con  mucho ejercicio para no ponerse como una bola en éstas fechas :S

La receta que hemos preparado es para muchos pestiños pero si quieres hacer menos no tienes más que dividir las cantidades de los ingredientes.

La cantidad de vino y aceite siempre ira a partes iguales (tanto por tanto (tpt)) y la cantidad de harina puede variar puesto que no todas las harinas son iguales y tienen la misma capacidad de absorción.


Nivel de dificultad: medio
Tipo de receta: Postres
Tiempo de preparación: 5 minutos + tiempo de reposo de la masa + tiempo de fritura de los pestiños
Nºcomensales: Depende del tamaño que hagas y de los que se coma cada uno ;)

Ingredientes:

250 gr. de aceite de oliva;
la cáscara de una naranja;
250 gr. de vino blanco;
Una pizca de sal;
750 gr. de harina;
30 ml. de agua;
70 ml de miel;
sésamo

Además necesitamos:

1 sartén honda;
aceite de oliva o girasol para freir;
Un rodillo

Preparación:

1. Comenzamos aromatizando el aceite para ello lo ponemos al fuego y cuando esté caliente añadimos la piel de la naranja. Dejamos unos minutos al fuego y apartamos. Retiramos la piel de la naranja y dejamos enfriar el aceite.

2. Una vez frío el aceite lo mezclamos con el vino blanco y añadimos la sal.

3. Poco a poco vamos añadiendo la harina a cucharadas y vamos amasando. Dejamos reposar la masa unos 30 minutos tapado con un paño limpio o papel film transparente.

4. Ponemos una sartén honda al fuego con abundante aceite y mientras se calienta vamos formando los pestiños.

5. Para que sea más fácil manejar la masa la vamos porcionando y vamos trabajando cada uno de los trozos.

6. Con ayuda de un rodillo estiramos bien la masa hasta formar un rectángulo o cuadrado. Recortamos los sobrantes para amasar de nuevo más tarde.

7. Recortamos de nuevo la forma incial en rectángulos o cuadrados más pequeños y volvemos a estirar de nuevo bien hasta que nos quede una masa muy fina.


8. Unimos dos laterales opuestos del rectángulo o cuadrado y presionamos bien en la unión. Éste paso casi que es el más importante para que nos queden perfectos y no se abran al freírlos.



9. Freímos en abundante aceite por ambos lados y los vamos colocando en un plato con papel absorbente para que absorba el exceso de aceite.

10. Ponemos en un vaso el agua y la miel y calentamos en el microondas. Mezclamos bien con una cucharilla y vamos mojando los pestiños en la mezcla. Dejamos escurrir sobre una rejilla y espolvoreamos con el sésamo.

Después ya sabéis, a correr!!!!!