Camarero!!! una de bravas!!! pero que sean light!!!!


Sí, no habéis leído mal, hoy os traigo patatas bravas light !! mucho más ligeras que las típicas patatas bravas y sin variar demasiado el sabor de las originales.

El secreto no es otro que evitar pasarlas por una sartén rebosante de aceite y eso lo conseguimos cociendo las patatas y luego saltearlas en una sartén bien caliente con un par de cucharadas de aceite de oliva.

Dicen que el orígen de la salsa brava data de los años 60 y que es originaria de Madrid, no obstante no tengo datos empíricos que acrediten dicho origen pero lo que sí que tengo clarísimo es que las mejores patatas bravas las he comido en Madrid y como madrileña que soy voy por doquier haciendo patria de ellas :D

Me costó dar con una salsa brava que me recordara a esas míticas "bravas" que podemos degustar en algunas tascas de Madrid pero tuve la suerte de encontrar una espectacular en el blog de mercado calabajío. La receta es de Koldo Royo y aunque es un poco laboriosa merece la pena hacerla. 

Yo la he preparado con la thermomix. Si queréis ver cómo se hace en la sartén echad un vistazo a los enlaces que os he puesto antes.

Para comer las patatas he puesto la salsa aparte para que pudieran comer patatas las niñas porque la salsa pica bastante! si la queremos menos picante bajamos la cantidad de pimienta cayena o pimentón picante ;D

Os cuento cómo la he preparado ;)

Ingredientes:
· 2 pimientas cayena;
· 1 pizca de azafrán;
· 1 cucharadita de azúcar;
· 1 cucharadita de pimentón picante;
· 1 vaso de tomate natural triturado;
· 1 cebolla;
· 1 diente de ajo;
· 1 cucharada sopera de harina;
· 150 ml. de agua;
· 1 chorro de vinagre de jerez;
· 1 punta de jamón serrano;
· 1 cucharadita de colorante
· Patatas grandes;
· 2 cucharadas de aceite de oliva;
· sal

Preparación:
1. Ponemos la cebolla y el ajo en el vaso de la thermomix y trituramos unos segundos a velocidad 5. Echamos el aceite, la punta de jamón y la pimienta cayena. Programamos 5 minutos a velocidad 1, temperatura varoma.
2. Añadimos el pimentón picante y las hebras de azafrán. Mezclamos unos segundos en velocidad 4.
3. Añadimos el tomate triturado y el azúcar y programamos 5 minutos, velocidad 1, temperatura varoma.
4. Incorporamos la harina diluida en agua y añadimos el agua restante. Programamos 15 minutos, a velocidad 1, temperatura varoma.
5. Añadimos el vino de jerez y mezclamos poniendo la thermomix unos segundos a velocidad 3 sin temperatura.
6. Apartamos la punta de jamón y trituramos la salsa 1 minuto, velocidad 10.
7. Ponemos a hervir las patatas peladas y enteras en abundante agua con sal unos 10 minutos desde que rompa el hervor. Han de quedar con un punto de dureza. Se terminarán de hacer en la sartén.
8. Cortamos las patatas en trozos y salteamos en la sartén bien caliente donde hemos añadido el par de cucharadas de aceite de oliva.


Aquí María Mandarina con cara de "mamá, basta ya de fotos por favor!" jajaja.


Publicar un comentario en la entrada