Pan de centeno y espelta


Lunes otra vez pero un lunes especial :D las mandarinas comienzan hoy primaria :D Están emocionadas y no es para menos: nuevo cole, nuevos amigos, un nuevo reto en la vida.

Estamos felices las tres, se ve que mi pasión por el mes de septiembre también la tienen ellas y eso me gusta porque vamos acompasadas.

Tengo aún pendiente organizarme las actividades y cursos que haré yo éste año y por supuesto muchos de ellos serán de cocina, jejeje.

Por lo pronto hoy os traigo un pan que aprendí a hacer en un curso que hice el año pasado en la escuela de cocina de Laura Bustarviejo, www.unpocomasdesal.com. Un curso muy interesante en el que aprendimos a elaborar cinco panes, de los cuales os traigo el que más me ha gustado por su resultado asombroso con el mínimo esfuerzo. Muy fácil, de verdad.

Laura en su escuela lo horneaba en dos moldes tipo plumcake y se quedaba como tipo pan de molde. Para hacerlo así se reparte la masa en dos moldes rectangulares.

Es un pan que no se amasa con lo que el glúten no se desarrolla y eso hace que se desmigue al cortar la rebanada, que no sea una miga elástica.

Os cuento cómo se hace ;)

Ingredientes:
250gr. de harina de espelta;
250gr. de harina de centeno integral;
1 cucharada rasa de sal;
20gr. de pipas de calabaza (opcional);
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra;
2 sobres de levadura de panadero (5,5gr./ud);
420gr. de agua templada;
Aceite y harina para el molde;
pipas de calabaza para decorar el pan

Preparación:
1. En un bol mezclamos las harinas y la sal y reservamos (si has optado por usar pipas de calabaza también únelas a la mezcla);
2. En un recipiente aparte ponemos la levadura y vamos añadiendo el agua. Añadimos el aceite y lo mezclamos bien con una cuchara.
3. En el centro del bols de la harina vamos añadiendo el agua en varias tandas y lo vamos mezclando con cuidado, ayudándonos de una espátula hasta que la mezcla sea uniforme.
4. Tapamos el bol con un film de plástico y dejámos reposar 2 horas*

Ponemos el horno a calentar, a 250º con calor abajo.

5. Engrasamos y enharinamos y molde de cristal redondo y echamos la masa en él. Mojamos una cuchara en agua y con la parte posterior alisamos la superficie del pan. (Si hemos decidido usar las pipas de calabaza será el momento de decorar el pan poniendo las pipas por encima y presionando ligeramente para que se queden pegadas a la masa)
6. Metemos el molde en el horno y pulverizamos con agua las paredes para que se produzca vapor.
7. Horneamos 10 minutos a 250º con calor abajo. Repetimos la pulverización con agua dos veces durante esos 10 minutos.
8. Horneamos 25 minutos más a 225º y finalmente horneamos 10 minutos más con calor arriba y abajo a 200º.

Sabemos si el pan está cocido y si al dar golpecitos en la base del pan suena a hueco :D

9. Sacamos del horno y volcamos sobre una rejilla para que se enfríe.


* Depende un poco de la temperatura ambiente, si hace frío necesitará más tiempo y si hace calor un poco menos.



Publicar un comentario en la entrada