Tarta helada.



De las vacaciones pasadas mejor no hablo, al menos de momento porque lo que tenían que haber sido unos días de descanso y paz han sido unos días de cansancio absoluto.

Las mandarinas se han portado fatal, grrr!!!! no hemos descansado nada, grrr!!! y la minipiscina de la minicasa aún no estaba terminada REGRRRRR. Espero que en la semana que aún me queda de vacaciones estivales ésto cambie y por fín tenga al menos un momento simplemente para ABURRIRME.

Dice un refrán que nunca es tarde si la dicha es buena y es por eso que aprovechando que estoy unos días en Madrid quería hacer la publicación de ésta receta que correspondía a un reto al que no llegué a tiempo en el mes de julio, que consistía en preparar una tarta helada.

Como cuando hice ésta tarta estábamos con los preparativos de las vacaciones decidí que la tarta helada tenía que llevar yogur porque tenía unos cuántos en el frigorífico que caducarían antes de nuestro regreso. San google me ayudó con el resto y fui a parar a una receta de Pintxo de Directo al paladar

He hecho algún cambio pero mínimo: No he puesto base de galletas y mi tarta no la he hecho en un molde desmontable.

Os cuento cómo la he hecho ;D

Ingredientes:
125gr. de azúcar;
100 gr. de leche condensada;
4 yogures naturales;
400ml. de nata para montar;
mermelada de cerezas

Preparación:

1. Ponemos la mermelada de cerezas en el fondo del molde y metemos al congelador para que al echar la masa de la tarta no se mezcle.

2. Echamos todos los ingredientes en el vaso de la thermomix y batimos un minuto a velocidad progresiva 5-7.

3. Volcamos la mezcla en el molde y congelamos.

Para desmoldar sacamos del congelador una media hora antes de consumirla y desmoldamos sobre un plato.

La semana que viene vuelvo de nuevo aunque con entrada programada, que os quiero enseñar un producto nuevo del mercado y que me ha encantado.

Besos y felices vacaciones!!!!!

Publicar un comentario en la entrada