Crema de bacalao a modo de brandada ligeramente gratinada


El concurso Rollo loco de La Piara sigue en marcha pero hacemos un paréntesis para dar paso a otras recetas

He ido ya en varias ocasiones a la cocina de Nacho Garbayo de Sueños de cocina a aprenderen sus talleres y en ninguno de ellos he salido indiferente :D

Algunas de las recetas que hemos aprendido las he hecho en la misma semana y otras han tardado un poco más pero sin que eso signifique que desmerecían.

La receta de hoy es de esas de "las preparo en un momento y quedo muy bien con mis invitados" bueno, qué carajo! no hace falta que sea con invitados, es una receta que puedes hacer perfectamente como entrante de lo más apañado en una comida familiar.

Es súper fácil y está riquísima, como todo lo que he ido aprendiendo hasta el momento de Nacho Garbayo

He hecho variaciones por el tema de mis dietas constantes y continuadas. Nacho confita las patatas  pero mi cuerpo redondo no se lo puede permitir con lo que he tenido que conformarme con un hervido :S no es lo mismo, no, pero os aseguro que el resultado es exquisito.

Si queréis aprender en cualquiera de sus talleres podeis hacer la inscripción en AQUÍ

Vamos con la receta ;D

Ingredientes:

100gr. de patata limpia;
3 dientes de ajo;
Aceite de oliva virgen extra;
1 paquete de crema de bacalao

Preparación:

1. Hervimos las patatas en agua cortadas en cachelos* junto con los dientes de ajo aplastados sin pelar y un chorro de aceite de oliva virgen extra.
2. Una vez hervidas las escurrimos
3. Con ayuda de un aro de emplatar hacemos un timbal con ellas. Sobre ellas ponemos la crema de bacalao y gratinamos con un soplete la cara superior para darle un poco de color.

Yo siempre que lo he hecho lo he comido así tal cual pero Nacho Garbayo recomienda acompañarlo con unos pimientos del piquillo.

EXQUISITO!!! :D

*Cachelos es una forma de cortar las patatas. Son trozos irregulares. Para cortar en cachelos hundimos el  cuchillo en el alimento y cortamos pero antes de llegar al extremo rompemos con la mano, sin dejar que el filo del cuchillo llegue hasta el final.


Publicar un comentario en la entrada