Mermelada de ruibarbos, fresas y anís


Estoy segura que si os gusta la repostería el nombre de ruibarbo no os suena para nada extraño y si habéis leído en alguna ocasión algún libro de "Los Cinco" de Enid Blyton os acordareis de los míticos pasteles de ruibarbo y cerveza de jengibre :D

Antaño hablar de ruibarbo era hablar de algo que no era posible conseguir para la mayoría, pero en los tiempos que corren ya no es muy difícil hacerse con unos cuantos de ellos :D Cada vez hay más fruterías especializadas que traen productos que antes eran inaccesibles para la mayoría.

Una de esas fruterías la podemos encontrar en Pozuelo de Alarcón, en la Avda. de Europa, cerca del centro comercia "Zielo". Se trata de Fruits of the World. Si vas a acercarte ve con tiempo porque no dejarán que salgas de allí sin probar un montón de los productos que venden. Además cuentan con más de 120 tipos diferentes de especias y semillas de cualquier rincón del mundo.

Del ruibarbo contaros que existe ambigüedad acerca de su clasificación. Botánicamente es una verdura pero en los años cuarenta fue designado en Estados Unidos como una fruta y es de ésta forma como se ha venido considerando hasta ahora.


Sólo es comestible el tallo, que es parecido al del apio. Las raíces y las hojas son tóxicas, pues contienen grandes cantidades de ácido oxálico.
Con mi apreciado tesoro preparé un delicioso crumble de ruibarbos y fresas y ésta deliciosa y delicada mermelada :D
Para elaborar las mermeladas, si no pongo ningún espesante, suelo poner la misma cantidad de azúcar que de fruta puesto que las frutas es mejor no tenerlas mucho tiempo expuestas a altas temperaturas para que no pierdan sabor y la mermelada estará lista cuando la proporción de fruta y azúcar sea la misma, si echamos mucho menos azúcar tendremos que tener más tiempo la mermelada expuesta a altas temperaturas.
Dicho todo éste rollo que os he soltado hoy, vamos a la receta ;)
Mermelada de ruibarbos, fresas y anís

Nivel de dificultad: Bajo
Tipo de receta: Mermeladas
Tiempo de preparación: 30 minutos
Nºcomensales: Bastantes

Ingredientes:
350 gr. de ruibarbos, limpios y cortados en trozos;
150 gr. de fresas, limpias y partidas por la mitad;
1 cucharada de anís en grano;
500 gr. de azúcar;
El zumo de un limón
Preparación:
1. Echar los ruibarbos y las fresas en el vaso del Thermomix y triturar 30 segundos a velocidad 8. Dependiendo de si nos gusta encontrarnos con trozos de fruta o no, la batiremos más o menos.
2. Añadir el anís en grano, el azúcar y el zumo de limón y programar 25 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1.

Recordad que la mermelada coge cuerpo al enfriarse.

Voilà! Obtendremos una deliciosa mermelada que hará las delicias de todos :D

Feliz puente y feliz día de la madre!!!
Publicar un comentario en la entrada