Mantequilla clarificada. Qué es y cómo se prepara

Mantequilla clarificada. Qué es y cómo se prepara.


La mantequilla clarificada, también llamada Ghee, es una mantequilla libre de impurezas y suero. Se obtiene generalmente a partir de mantequilla de vaca preferiblemente sin sal.

La mantequilla clarificada se prepara exponiéndola a baja temperatura y de ésta forma conseguiremos que la grasa se separe del suero mientras que las impurezas se quedarán flotando por la superficie.

Para obtener resultados óptimos yo preparo la mantequilla clarificada al baño maría. Pongo agua en un cazo y coloco encima una fuente con la mantequilla cortada en trozos.

Una vez derretida la mantequilla procederemos a retirar la parte espumosa de la superficie y después  a decantar la mantequilla para deshacernos del suero.

A la hora de hacer mantequilla clarificada tenemos que tener en cuenta que la cantidad de mantequilla mermará con lo que si para una receta necesitas 200 gr. de mantequilla clarificada tendrás que poner al menos 250 gr. de mantequilla para que llegues a esa cantidad.

Una de las ventajas más importantes de la mantequilla clarificada es que aguanta temperaturas superiores a la mantequilla fresca. La mantequilla fresca se quema a partir de los 120º mientras que la mantequilla clarificada aguanta hasta los 180º con lo que hace que sea más versátil en la cocina.

La mantequilla clarificada se conserva igual que la mantequilla normal. Bien cerrada y guardada en el frigorífico o en un armario.

Ingredientes para la mantequilla clarificada:
  • 500 gr. de mantequilla sin sal

Además necesitamos:

  • Un cazo;
  • Agua para hacer el baño maría;
  • Bol para poner la mantequilla

Preparación de la mantequilla clarificada:

Paso1.

Ponemos agua en el cazo y llevamos a ebullición.

Paso 2.

Cortamos la mantequilla en dados y lo colocamos en el bol.

Paso 3.

Una vez que el agua ha llegado a ebullición bajamos el fuego al mínimo y colocamos el bol con la mantequilla encima.



Paso 4.

Dejamos al fuego hasta que se derrita la mantequilla.



Paso 5. 

Retiramos la espuma con ayuda de una cuchara y decantamos la mantequilla con cuidado no caiga suero.

Como has podido comprobar, preparar mantequilla clarificada es muy fácil y no requiere ningún tipo de pericia, sólo un poco de pulso a la hora de decantar para que no caiga el suero.
Publicar un comentario en la entrada