Pastas de membrillo. Casi, casi como las de Santa Teresa

Mis pastas preferidas por encima de todas son las pastas de membrillo de Santa Teresa y lo más curioso de todo es que a mí no me gusta el membrillo...
Cuando ví éstas galletas en el blog de El monstruo de las galletas tuve claro que tenía que hacerme con membrillo de Santa Teresa y así poder "copietear" bien la receta.
Así que me puse manos a la obra y a buscar el dichoso membrillo por todos los súpermercados pero no lo encontré en ninguno. Al final desistí y probé a hacerlas con membrillo hecho por mí misma en la thermomix pero ni por asomo tenía el mismo sabor.
Un día, en una de mis compras de urgencia en el súpermercado OPENCOR que tengo al lado de casa me encontré de casualidad con el membrillo de Santa Teresa y allá que lo metí rauda y veloz en la cesta de la compra.
Éste fin de semana me he puesto a plena producción galletil (empecé el viernes y ya llevé unas cuantas a la piscina para que las probaran las sirenas) y por fín he podido comprobar que las pastas de té hechas con éste membrillo son casi idénticas a las de la caja granate. Simplemente ESPECTACULARES.

La masa de las pastas que he utilizado es la de las galletas de mantequilla pero una vez horneadas y aún en caliente he espolvoreado por encima azúcar glas.

Una vez endurecidas las pastas untamos con membrillo una de las pastas y tapamos con otra.



Publicar un comentario en la entrada