{Reto tía Alia}. Pastas de Vino



Último lunes de mes, ¿sabeis lo que toca? siiiiiiiiiiiiiiiiiii, la publicación del Reto de Tía Alia.

¿Te apetece participar?

Otro mes más me he animado a la elaboración del reto dulce :D Menudas pastas he preparado, riquísimas no, lo siguiente ;)

Es una receta que no lleva azúcar incorporado en la masa y yo creo que es por eso que me han gustado tanto y es que yo no soy de dulces y si me pones a elegir entre galleta y chorizo mi elección no será galleta :D

Son unas pastas que me han recordado a mi abuela materna, mi abuela María, porque me olía la cocina a los  riquísimos tirabuzones que ella prepara en semana santa, un típico dulce de la provincia de Ávila, desconozco ahora mismo si es típico en algún sitio más.

Al principio de empezar a cocinar me partía de la risa cuando leía lo de "harina según pida la masa", "harina la necesaria" pero ahora, con el paso del tiempo y el saber que la experiencia me ha dado es cierto que la masa "habla" y es capaz de pedir, jejejeje.

Ésta receta la he hecho a ojo, sin pesar la harina y utilizando no una jícara, porque no tengo, sino un vaso de cristal. La proporción vino/aceite es clara, el doble de vino que de aceite y la harina tendreis que ir probando hasta lo que acepte la masa.

No obstante sé que más de uno del reto habrá calculado más o menos las cantidades con lo que no desespereis y buscad entre los blogs que participamos quien ha puesto cantidades exactas.

Para espolvorear las galletas he utilizado azúcar en grano normal en vez de azúcar glass, básicamente porque no tenía a mano el azúcar glass.

Probadlas, están riquísimas!

Ojo, no es una galleta dura y crujiente, a ver si os vais a pasar con el tiempo de horneado y os quedan como piedras.


Os cuento cómo las he preparado :D

Ingredientes:

100ml. de aceite de oliva virgen extra arbequina;
200ml. de vino dulce;
harina de trigo, la que admita la masa;
azúcar de grano normal

Preparación:

1. Mezclamos el aceite con el vino y vamos añadiendo la harina a cucharadas.
2. Amasamos hasta que la masa se nos despegue fácilmente de las manos.
3. Extendemos la masa con el rodillo y dejamos la plancha con 6mm de grosor y cortamos las formas con el cortapastas elegido.
4. Horneamos en horno precalentado a 200º unos 15 minutos o hasta que estén doradas
5. Retiramos del horno y espolvoreamos con el azúcar
6. Dejamos enfriar sobre una rejilla


Publicar un comentario en la entrada