{Reto Tía Alia}. Emparedados de patata



Parece que fue ayer cuando estábamos publicando la entrada del último lunes del mes de abril y resulta que ya estamos en el último lunes del mes de mayo :O. Es alucinante cómo pasa el tiempo :S Aunque bueno, no me puedo quejar porque dentro de lo que cabe creo que estoy aprovechando el tiempo al máximo y lo estoy disfrutando, sobre todo en familia y rodeada de amigos y gente estupenda.

Ya sabeis que como cada último lunes de mes toca la publicación del Reto de Tía Alia.

¿Te apetece participar?

Aunque en principio me había decantado por el reto dulce al final dí un quiebro y me fuí al salado :D es una chorrada el por qué me decidí por el reto salado pero me hizo gracia leer eso de "patatas cortadas en rodajas del tamaño y grueso de un duro", jejeje. Y es que volver a recordar a los "duros" me hizo poner en mi cara de pan una sonrisa de oreja a oreja y ese fue el motivo de decantarme por éste reto salado.

No he seguido al pie de la letra las indicaciones de la Tía Alia porque nuestros cuerpos no se pueden permitir eso de enharinar, enhuevar y freir :( una pena porque si los emparedados me habían quedado riquísimos sé a ciencia cierta que con ese traje de rebozado hubieran estado espectaculares.

No me enrollo más, aAí es como nos lo han contado:




Y así es como lo he preparado:

Ingredientes:
Patatas (2 grandes);
sal;
cebolla;
jamón serrano en dados;
champiñones;
Aceite de oliva virgen extra

Preparación:
1. Ponemos 1 de las patatas sin pelar a hervir en agua con sal.
2. Mientras tanto en una sarten ponemos un poco de aceite y sofreimos en él la cebolla picadita. Cuando esté casi pochadita echamos los champiñones y salteamos. Después añadimos el jamón y salteamos de nuevo. Reservamos.
3. Pelamos la patata hervida y la aplastamos con un tenedor. La incorporamos a la mezcla reservada y removemos bien para que queden todos los ingredientes bien integrados.
4. Con la otra patata hacemos unas lonchas finas, del tamaño del canto de un "duro" y las freimos en abundante aceite caliente. Las escurrimos bien en papel absorbente.
5. Finalmente montamos el emparedado. Ponemos una rodaja de patata sobre el plato, ponemos sobre ésta la mezcla del puré de patatas y coronamos con otra rodaja de patata.

Sirve de acompañamiento de cualquier plato de carne o pescado.
Publicar un comentario en la entrada