Tirabuzones tradicionales de Candeleda, Ávila. Receta de Semana Santa


Ayer venía con la receta de cómo preparan los tirabuzones en El Hornillo, el pueblo de mi padre. Hoy le toca el turno a cómo se preparan en Candeleda, el pueblo de mi madre, o más bien de cómo los prepara mi abuela porque me consta que hay muchísimas formas de prepararlos.

La técnica de hacer el tirabuzón es igual que los anteriores, pincha AQUÍ para verlo. Varían además de en los ingredientes de la receta en el tamaño del tirabuzón y la caña donde se enrolla. El tirabuzón es el doble de ancho y la caña tiene el doble de diámetro.

Tirabuzones tradicionales

Nivel de dificultad: Media
Tipo de receta: Dulces
Tiempo de preparación: Depende de la habilidad pero cuenta con toda la tarde ;)
Nºcomensales: 50-60

Ingredientes:

1 litro de aceite refrito con anís y cáscara de limón;
1 litro de vino blanco;
250 ml. de aguardiente;
canela en polvo;
5 cucharadas de azúcar;
El zumo de un limón;
ralladura de un limón;
Una pizca de bicarbonato;
Anís en grano;
la harina que admita (aproximadamente 2,5 kg);
Aceite de oliva abundante para freir
Azúcar y harina para espolvorear

Además necesitaremos unos canutos para enrollar los tirabuzones, pueden ser de metal. Las nuestras eran cañas naturales.

Preparación:

1. Lo primero que tenemos que hacer es preparar el aceite con antelación. En una sartén ponemos el aceite con anís y la cáscara de un limón y lo calentamos. Cuando la cáscara del limón esté frita apagamos el fuego y dejamos que se enfríe.
2. En un bol ponemos el aceite, el vino blanco, el aguardiente, la canela, el azúcar, el zumo de limón, la ralladura de limón, el bicarbonato, el anís en grano y mezclamos bien con las manos.
3. Vamos añadiendo la harina, primero añadimos un 1 kg y vamos mezclando con las manos. Seguimos añadiendo de 1/4 Kg. en 1/4 kg hasta que tengamos una masa húmeda pero no sea pegajosa.
4. Dejamos reposar la masa al menos un par de horas.
5. Vamos cogiendo porciones de masa y lo vamos extendiendo con un rodillo hasta conseguir una altura de unos 4mm. Cortamos en tiras con un grosor de 3cmm y vamos enrollando a la caña.
6. Seguidamente lo vamos echando a la sartén con el aceite bien caliente para que al contacto de la masa con el aceite no penetre el aceite en el interior, sino que forma una costra. Conseguiremos así un dulce crujiente y nada aceitoso.
7. Cuando estén doraditos sacamos la caña con unas pinzas (se despegan sólas de la masa) y dejamos unos minutos más para que se hagan bien por dentro. Retiramos con una espumadera, con cuidado no se rompan y dejamos escurrir un poco.
8. Finalmente envolvemos en el azúcar mezclado con un poco de harina.
Publicar un comentario en la entrada