Solomillo de cerdo con miel y jengibre


No hay nada mejor como comer bien y que además no engorde lo que comes :D por lo menos en mi caso, que siempre estoy en lucha con la bascula, grrr!
Ésta receta la he sacado de un libro de la enésima dieta que estoy realizando, la de los puntos y la verdad es que está exquisita y volveré a prepararla.

He acompañado la carne con puré de patatas de sobre, que tengo en la despensa un par de cajas que estan a punto de caducar y hay que darles salida, pero acompaña fenomenal con unas patatas al horno o hervidas o también con arroz cocido. El acompañamiento que más os guste.

En la receta original la preparación se hace en cacerola tradicional, con fuego lento para reducir el caldo pero como a mí siempre el tiempo me apremia he utilizado la fussioncook. Como se trata de una olla a presión precisa de menos jugos porque no evapora.

Os cuento cómo lo he hecho ;)

Ingredientes:

2 solomillos de cerdo;
2 cucharadas de miel;
una pizca de jengibre;
una pizca de nuez moscada;
1 cucharadita de comino;
1 cucharada de soja;
1 diente de ajo;
1 cucharada de aceite de oliva;
Una pizca de sal y pimienta

Preparación:

1. Mezclamos la salsa de soja con la miel, el jengibre, el ajo, el comino y la nuez moscada. Ponemos en una fuente los solomillos y los regamos con ésta mezcla. Dejamos macerar al menos una hora y vamos dando la vuelta de vez en cuando.
2. Escurrimos la carne y la doramos en la cubeta de la fussioncook.
3. Vertemos el jugo de la maceración y un poco de agua (si lo hacemos de forma tradicional ponemos medio vaso de agua) y programamos menú manual 20 minutos y ponemos posición válvula cerrada.
4. Servimos el solomillo cortado en trocitos y regado con su propia salsa
Publicar un comentario en la entrada