Alcachofas rehogadas con jamón


La alcachofa es una hortaliza que aporta muchos beneficios a nuestra salud y siempre se recomienda su consumo en cualquier dieta de adelgazamiento y que además podemos preparar de muchísimas formas.

España es el mayor productor de ésta hortaliza donde la alcachofa más cultivada es la blanca de Tudela que se utiliza para el mercado nacional y después están las de Murcia y Alicante que se utilizan en su mayor parte para la exportación.

Nos gusta comer alimentos de temporada, siempre lo decimos, nos son más rentables y además están más buenas!

Lo reconozco, no sé limpiar aún las alcachofas y me resulta súper fácil abrir esos botes de cristal que vienen con las alcachofas tan bien preparadas...

Algunos me diréis que el sabor no es el mismo que el de las alcachofas frescas, lo sé, lo acepto, pero éstas también me gustan mucho con lo cual es un fondo de armario estupendo en nuestra cocina.

Estoy muy contenta con mi nueva forma de vida :D, con mis nuevos hábitos saludables y con mi recién estrenado entrenador personal de FitNatura y es por eso que constantemente estoy pensando en ideas de recetas nuevas y saludables pero en otras ocasiones tiro de recetas más que aprendidas, como éstas alcachofas rehogadas con jamón serrano.

Para que quedaran diferentes les he colocado el jamón serrano crujiente a modo de peineta, jajajaja. Si quieres después de sacarlo del microondas puedes optar por desmenuzarlo por encima de las alcachofas.


Nivel de dificultad: Extremadamente fácil
Tipo de receta: Comida saludable
Tiempo de preparación: 15 minutos
Nºcomensales: 1

Ingredientes:

1 cucharada de aceite;
2 ajos laminados;
1 bote de alcachofas;
2 lonchas de jamón serrano;

Preparación:

1. En una sartén de fondo ancho echamos el aceite, cuando esté caliente echamos los ajos laminados y doramos.
2. Añadimos las alcachofas previamente lavadas para quitar el exceso de sal y bien escurridas.
3. Salteamos unos minutos en la sartén.
4. Colocamos las dos lonchas de jamón serrano en el microondas y ponemos 2 minutos a temperatura máxima. Nos quedará el jamón serrano bien crujiente.

Publicar un comentario en la entrada