Percebes cocidos


El gallego estuvo por Coruña la semana pasada y me trajo un regalín, (advertido quedó de no volver con las manos vacías, jajaja) un estupendo libro de cocina gallega escrito por Álvaro Cunqueiro y Araceli Filgueira Iglesias.

Me hizo especial ilusión y aunque el libro no trae fotos de las recetas ya me han "entrado por los ojos" más de una.

La primera receta del libro que he preparado son éstos percebes, un delicioso bocado del mar.

El percebe es un crustáceo bastante singular que crece en las rocas batidas por el oleaje en las que aún siendo minúsculos se han adherido gracias a la "glándula del cemento" que producen.

Los percebes se degustan sin florituras, simplemente cocidos con agua y sal. También se añaden hojas de laurel aunque a nosotros nos gusta el sabor de mar del percebe y sólo ponemos una hoja en el agua de cocción.

Cocinar los percebes es muy sencillo. Como dicen en Galicia "auga ferver, percebes botar, auga ferver, percebes sacar" Vamos, que desde que hierve el agua, echamos los percebes y vuelve a hervir el agua pasarán entre 1 ó 2 minutos, no más.



Nivel de dificultad: Bajo 
Tipo de receta: Entrante
Tiempo de preparación: 15 minutos
Nºcomensales: 4/5




Ingredientes:

1 hoja de laurel;
1 cucharada de sal;
2 1/2 l. de agua;
1 Kg. de percebes

Preparación:

1. En una olla ponemos a calentar el agua con el laurel y la sal.

2. Al romper el primer hervor echamos los percebes y en cuanto comience a formar espuma retiramos y escurrimos.

3. Servir calientes o fríos, según el gusto.

4. Para comerlos separamos la concha del crustáceo del caparazón con ayuda de la uña del pulgar. Comemos la carne y chupamos la uña del percebe.



Publicar un comentario en la entrada